Desde dentro de la cueva

…y ¿quién soy?

Escombros de mí misma, mi alma traspasada por voces que no dicen nada. Me miro en el espejo y no reconozco a la persona que veo. ¿Quién eres? Le pregunto. Y con el mayor de los desdenes me contesta: los despojos que quedan de tí misma. Sonrisa retorcida, dolor en las entrañas.

El fuego del infierno.

Entra en mi cabeza,

huele mi boca,

mira por mis ojos velados por la locura,

siento en mis entrañas el fuego del infierno.

Párteme en pedazos

sin tener ningún complejo.

Tira la toalla,

recoge el guante,

y eso decimos parar tirar adelante.

Sumergida.

Sumergida en el líquido amniótico de mi locura. Todo esta oscuro y doy vueltas de campana. Me agarro las piernas fuertes para no terminar de perderme. No quiero abrir los ojos. No quiero un mañana ni un ayer. La liberación llega con el corte. Rásgame todo el cuerpo pero déjame respirar.

Acompáñame.

Sombras y oscuridad, caen gotas dentro de la cueva. Estoy desnuda, acurrucada, tengo frío y siento miedo. Ratas, moscas, gente que pasa y sigo acurrucada. Sueños febriles. Cuerpo magullado. No sé salir de aquí, me da miedo la luz.

Me coges de la mano, me acompañas, me abrazas, siento tu calor entre mis huesos entumecidos. He pasado la barrera, el agua está en calma, el sol calienta mi cuerpo, empiezo a caminar.

Dejo atrás la cueva.

En algún lugar de mis entrañas. Julio 2018

Corazones de Frankenstein

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: