Reconstrucción

Llenarte de caricias

el enrollado cuerpo

gestos cristalinos suaves y sin tiempos

para devolverlo a la luz

con un soplido

deshacer el ovillo

de los miembros en flexión

y tejerte la piel habitada

susurrar las canciones de lejanas chamanas

despertarte con el brillo de los coros

dibujarte unas alas

y fundir sus extremos como el barro

en tu confusa espalda

cogerte como a un bebe

y encontrar el suelo para las plantas

erguirte

mirarte para que te reconozcas

abrir las ventanas

mostrarte las montañas, el sol, los árboles

vestirte del incondicional amor

y un precioso vestido

de flores

enseñarte a caminar

con la fuerza del rugido de un león

y a hablar

con la ternura de los gatos

a volar

como tantos pájaros vuelan

tan alto…

a mirar

siempre con el asombro de un niño

y a recordar

como el más apacible de los abuelos

 

Marta Mar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: