Nacida del revés

Los coches pasan y no recuerdo mi nombre

fundida en un eterno abrazo

a mí misma

dejo que la cordura se asome

y se precipite entre llantos gritos muecas

hoy he besado este humedecido asfalto

para recordarme que existo

en el roce de mis labios

¡rocienme con limosnas neuronales!

¡que me recuerden mis límites corporales!

en este mundo

lentamente

olvido mi ser

mientras cruzo malditos pasos de peatones

mientras miro sórdidos escaparates

mientras respiro entre anónimas facciones

olvido mi ser

lentamente

en este mundo

mientras vomito sonidos sin fondo

mientras a bocanadas me fagocitan los cigarros

mientras muerdo y reviento mis manos

lentamente

en este mundo

olvido mi ser

el invierno acaba, el ciclo muere

 

Marta Mar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: