Corazón repleto de luz, 

que alcanzaba el sol y a su vez, 

el sol con sus rayos,

 iluminaba el corazón del atardecer,

 y ¿por qué? 

Porque quería amar al pueblo

 y a sus gentes. 

Un corazón nació libre,

 sincero, 

para contagiar a los lugareños.

 Y el otro córazon 

naranja atardecer,

 llueve sobre las casas 

y sobre una flor, 

flor que es primavera, 

flores y su belleza, 

que contagian la belleza

 de sus mozas en flor. 

MI PUEBLO MIRAVETE

Pilar Naharro

Anuncios